Traductor

diumenge, 5 d’abril de 2020

Tast 14: La Chouffe Blonde

Análisis Sensorial:
Al abrir la botella, durante 2 segundos se aprecia un olor a dióxido de carbono alto. Cuando se disipa, podemos encontrar olores a pan crudo y lúpulo floral.
Servida en copa cáliz, tiene un color anaranjado pálido, algo turbio. Espuma blanca de burbuja media y grande, muy persistente que nos dejará muchas adherencias en nuestra copa. En botella, no se aprecia ningún poso con lo que podemos servirla sin preocupaciones en volcar ningún sedimento.
Primeros olores:
Tiene unos aromas afrutados y un matiz cítrico leve que pueda que sea cilantro. También notas dulces que recuerda a miel. No se detectan defectos.
Primeros sabores:
Se notan matices dulces, muy parecidos a la miel. Al final del trago, se aprecia una nota cítrica característica del limón. Efervescencia correcta, tiene un punto áspero que nos deja en boca seca.
Siguientes olores:
Dejando reposar unos minutos y después de varias pasadas e incluso removiendo la copa, no tiene una evolución y no se encuentran más aromas.
Siguientes sabores:
Localizo matices a naranja muy suaves entre los anteriores sabores. En nivel de alcohol, mencionar pese la alta graduación no es muy apreciable y sea de trago fácil.

Conclusiones:
Pese a tener pocos Ibus y ser una cerveza belga, encuentro que es una cerveza muy equilibrada ya que tanto las maltas ligan bien con el lúpulo dándonos una sensación seca al final. Con una persistencia media, deja la boca seca y un retrogusto final entre dulce y citrica que justo antes de tragar se nota un amargor correcto. Descrito arriba, podemos encontrar una complejidad y variedad en sabores que nos recuerdan a la miel, cilantro, limón y naranja. El aspecto negativo es que no es evolutiva. A todo esto, une bien la composición bien integrada. Estos sabores y aromas sin que ninguno destaque por encima de otro, efervescencia correcta, nivel de alcohol sin que notemos esa calor producida por tal, un amargor corto al tragar que nos deja una aspereza leve haciéndonos olvidar la sed y una durabilidad correcta en boca. Es fácil de beber ya que su suave sabor dulce inicial incita a beber más.

Notal Final:
El equilibrio y la composición la hacen muy correcta, pese que es la misma cerveza desde el primer trago hasta el último. Dulzor inicial, cítrico final que deja buen sabor perdurable en boca, amargor justo al final y alcohol bien integrado muy poco apreciable, de trago fácil.

--
Christian Ortega

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada