Traductor

dissabte, 7 de març de 2020

Tast 12: La Pirata ¡Ay, Carmela!


Análisis Sensorial:
Al destapar, desprende un olor abundante a lúpulo fresquísimo. Aromas afrutados combinados que recuerdan a floral. Muy intensos.
Servida en un vaso tipo Pinta (nonic glass), de color ámbar anaranjado con matices amarronados, muy filtrado y transparente. De espuma escasa, deja una fina capa de color blanca de burbujas pequeñas, sin muchas adherencias en el vaso. Sin poso, no preocuparnos en este aspecto.
Primeros olores:
La sensación olfativa es muy agradable, recuerda a frutos tropicales como la papaya y el mango. Matices muy afrutados. No se aprecia ningún defecto.
Primeros sabores:
De cuerpo entre ligero y medio. Aflora sabores afrutados que llena toda la boca. Presencia débil de notas a resina. El primer trago el amargor es muy alto y deja una sensación un poco seca en boca que se corrige en los siguientes tragos.
Siguientes olores:
Aumentan los sabores a resina mientras bajan los afrutados. El aroma, repito, muy agradable. No evoluciona más en aspectos aromáticos.
Siguientes sabores:
Al inicio, se puede apreciar alguna nota dulce, un dulzor meloso durante muy poco tiempo. Principalmente destaca los sabores afrutados. Justo antes del trago, la presencia del alcohol está presente, no es sensación de quemazón ni calor en mejillas, si no de licor. Amargor que se integra bien en el cuerpo de la cerveza.
Conclusiones:
Cerveza que entra completamente en el estilo doble IPA, tengo que considerar que no es una cerveza equilibrada por tener más protagonismo el lúpulo tanto en aroma y sabor ante las maltas, que éstas le den color, algo de sabor dulce y un cuerpo muy atractivo. De sabor perdurable en el retrogusto final, abundante. En cuanto a la complejidad, se encuentra una buena paleta de aromas bien harmoniosos y agradables. Sabores como un dulzor meloso al principio, principalmente afrutado (mango y papaya) y matices a resina de pino. Es una cerveza agradable a pesar de los grados de alcohol y el número de IBUS. El aroma que desprende, de cuerpo ligero y fácil de beber, una presencia alta del alcohol
sin síntomas de quemazón y un amargor controlado sin empalagarnos ni secarnos el paladar. La considero como una cerveza de buena composición y de una bebibilidad alta para los amantes del lúpulo. Al principio de una tacto refrescante, sin pesar o molestar el amargor o la fuerza alcohólica.
Notal Final:
Muy aromática nada más al destapar. Conserva bien los aromas afrutados. De cuerpo ligero y refrescante con una efervescencia media. De sabor inicial dulce suave meloso, como principal sabor a notas afrutadas y un matiz a resina.
Presencia de alcohol marcada pero nada molesto, amargor moderado con un retrogusto en boca afrutado.
Cata realizada por Christian Ortega, socio # 027

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada